ISABEL MARTÍ_Mujer de sus labores

La elección de la artista Isabel Martí nos sirve de paradigma para visualizar todas esas mujeres que, tras realizar sus trabajos domésticos, trabajan la creatividad artística para resaltar su feminismo, una actividad en la sombra que reclama su espacio artístico. Su ideal feminista les aúpa para no resignarse al rol que , desde antaño, parece anclado y dirigido para las mujeres.

El trabajo artístico de Isabel Martí discurre a lo largo de los años  en diferentes etapas. Si bien la pintura fue la pionera y todavía convive con ella, el reciclaje y la costura forman parte de su elenco artístico.

Queremos poner hincapié en esas dos vertientes foráneas a la pintura como dos elementos propios del cuidado y la atención que las mujeres siempre han desarrollado y que queremos valorar por su respeto a la naturaleza y, por ende, al bien común. Reciclar nos parece una apuesta de futuro que, desde tiempos inmemorables,  nuestras madres  han realizado con el fin de aprovechar los recursos. Recursos, que de lo contrario, se demolerían dentro de un capitalismo consumista, lo que sin duda nos conduciría al abismo.

reciclar sábans vividas

La costura, el arma más poderosa que ha permitido a las mujeres artistas abrirse paso en un mundo acaparado por lo occidental, lo blanco y masculino. La costura y el hilo. El hilo, al igual que el hilo umbilical, nos permite coses, aunar, soldar. El hilo y la aguja han sido necesarios para tejer un “nosotros”, para atar nuestros lazos, nuestros sentimientos en un todo común, lejos de la competencia agresiva e individualista del mercado laboral, un reducto o un efecto deseado del machismo dominante de nuestra sociedad.

fuera de horario

Fuera de horario

La pintura.

La pintura de Isabel Martí nace del trabajo constante y silencioso.  En su recorrido artístico parece caminar sin hacer preguntas, y, a la vez, sin desvelar respuestas concretas. Isabel Martí persigue sus pasos día a día. Se levanta, realiza sus trabajos y siempre pone el empeño en lo que su corazón le dicta, muchas de las veces, por pequeños senderos imprevisibles. Sus resultados no dejan duda, su obra la delata, el trabajo constante le permite soñar. A nivel técnico, trabaja la pintura a partir de tierras y pigmentos. Estos y sus devaneos provocados por las aguadas múltiples son el rizoma de su proyecto. Un proyecto intimista, donde  el cromatismo y las texturas se unen para formar un solo cuerpo, una luz, una mirada…

7291

7291. Murieron en silencio y solos

Venim de la Terra i a la terra tornem

No es un pintora del color, pero sus colores son radiografías de sí misma. El azul celeste, tal vez sublime, lleno de esperanza y de vida; sus ocres terrosos, propios del campo y de la huerta donde se crio; la pureza del blanco, su firmeza, su inocencia; el rosa. La rosa como epíteto de la vida, el prólogo del más allá, un “no te olvidamos”. Todo ello, todos sus colores, contrastando con la realidad diaria de consumo y auto-explotación. Isabel Martí, con sus tintas y pigmentos recrea ese otro mundo, un mundo posible lleno de empatía, de feminismo, de “nosotros”. 

las rosas y el nosotros

RECICLAR LA MEMORIA

La memoria es otro de los sustratos que se puede apreciar en su trabajo. Lejos de un mundo lleno de imágenes, donde la verdad se disuelve y confunde en un mar infinito de información visual, con la memoria, Isabel Martí nos hace reflexionar sobre la otra realidad. Nos retorna al principio. La memoria no olvida, mas bien, nos pregunta y nos cuestiona. Reclama un cuidado con el planeta que empieza por recuperar y reciclar no sólo lo material, también  nuestros valores.

En su quehacer diario, restaura muebles y piezas de antaño para construir su morada y dotarlo de piezas de ahora y de siempre. Como dueña de su hogar, reutiliza cortinas dándoles tintes artísticos, limpia, lija y repinta muebles para alargar su energía. Reciclar como una propuesta de vida. Reciclar para aunar lo artístico y la memoria.

Con el reciclaje Isabel Martí explora realidades interiores. Espacios y tiempos vividos con los suyos. Risas y lagrimas de recuerdos propios, íntimos. Realidades compartidas con el otro. Realidades que una vez cosidas una junto a otra se liberalizan, enviudan, quedan huérfanas de amo y señor para construir un “nosotros”. Las experiencias se universalizan. Se solidarizan.

De esta categoría  destacaría, la restauración de una máquina de coser antigua.

Queremos pan y también las rosas. Homenaje a Helen Todd

Una vez más la costura forma parte de su obra. Una maquina de coser que ella nos presenta vuelta del revés, patas arriba, para reivindicar que sin ellas, nada funciona. “Queremos pan y también Rosas” como ella llama a esta obra, es un homenaje al poema feminista que Helen Todd realizó en 1911 y que luego las activistas estadounidenses utilizaron para reclamar mejores salarios, y también las rosas, un trato más humano.

En definitiva el trabajo de Isabel Martí, reclama un espacio para las mujeres No busca un estatus mejor  ni de dominio, sino un reconocimiento a todo aquello que ellas, desde su posición de compañeras, de madre, de hija o de cualquier decisión que ellas hayan querido desarrollar. Isabel Martí reclama protagonismo.

Aferrarse a los colores de la tierra o del cielo, reivindicar nuestra memoria, nuestra herencia y reciclar nuestros recursos como modo de cuidar y empatizar con nuestro entorno, con nuestro medio natural es el modus operandi de esta artista que se sabe dueña de sí mismo.

Sobre Gráfica Estructural.

Dirigida por Felicia Puerta.

Grafica estructural. Exposicion colectiva comisariada por Fe

Tras ver la fabulosa exposición “Gráfica Estructural” en la Casa de Cultura José Peris Aragó en Alboraia, me permito reflexionar sobre la misma porque lo merece y por su alto nivel de participación, lo que me abre la puerta a inmiscuirme entre tantos artistas.

Dada la multitud de estampas  da entender que la comisaria Felicia Puerta tiene muchos y buenos amigos que le han confiado sus gráficas para explorar el espacio expositivo.

La sala presenta una cadencia armoniosa de propuestas creando una sinfonía en forma y color. Nada parece estar fuera de lugar, todo en su sitio. El ritmo creado es atlético y sobretodo ameno.

Qué podría aportar a tan elevado evento? Quizá la falta de silencio. La partitura creada no ha dejado paso al merecido vacío, al fondo blanco. Todo el escenario está al completo, no quedan localidades. Horror vacui, parece indicar.

También echo a faltar detalles solitarios. Todos los artistas suenan a la vez al unísono y tal vez Rafael Calduch, Rosa Padilla o Ruben Totosa entre otros deberían resaltar sus instrumentos en la armónica exposición.  La misma propuesta de Felicia Puerta debería estar, a mi parecer, una estampa encima de la otra en vez de consecutiva, la mancha que se crearía sería como un gran Gong en mitad de la pieza.

Rosa Padilla.

La elegante democracia que propone Felicia quizá allane en demasía  la acústica del concierto, creemos que  hay que poner en valor las piezas y si todas suenan armónicamente nada parece provocar la curiosidad del espectador. Éste no sabe exactamente qué mirar ni cuál es el tema que se va a interpretar.

Aún así, es de tan gran altura que muero porque no muero. Me hubiera encantado acompañar esta aventura a la que envidio a plena voz.

Rafael Calduch

Ruben Tortosa

Ruben Tortosa

Felicia Puerta

Felicia Puerta

Libros de artista

EL ARTE_Una espacie vagabunda

Walter Evans_Photographer

Quiero expresar en este espacio compartido mi admiración por el paisajista y ensayista Giles Clément y su apuesta por las plantas vagabundas, aquellas que nacen en las cunetas, en los espacios baldíos, aquellas que conquistan esos territorios abandonados que la cultura consumista desecha por improductivos. Esas plantas , a las que llama pioneras, son garantía de la biodiversidad y por tanto de la vida.

Giles Clément es profesor de la Escuela Superior de Paisaje de Versalles y a lo largo de su carrera ha realizado y diseñado varios parques y jardines públicos. Además, es autor de diferentes libros, ensayos y artículos. 

Jardín botánico de Saint- Nazaire de Giles Clément

Clément, a través de sus escritos, pone en valor la movilidad de las especies vagabundas y muestra sobre el tablero cómo la sociedad actúa contra ellas utilizando la violencia para arrancarlas de raíz en pro de monocultivos rentables. Sin embargo, estas plantas vagabundas que son muy creativas, se reinventan, se mueven y se trasladan por el aire, tierra o mar, utilizando a los humanos y a los animales como medio de trasporte para reproducirse en cualquier espacio donde su bioma, su atmosfera climática y geológica,  le sea propicia para renacer.

Jardins du Tiers-Paysage. Gilles Clément

Las plantas vagabundas son vida, preparan y alimentan los territorios conquistados para que otras especies tanto vegetales como animales puedan expandirse. Tan sólo necesiten un terreno removido para resurgir. El hecho de querer acabar con ellas para promover la rentabilidad supone un vasallaje, una esclavización de la naturaleza en pro de una mirada antropocéntrica del mundo. Con este ensayo, Giles Clément nos propone reflexionar sobre la labor que los humanos nos hemos dado y que implica una contraposición con la naturaleza. El mismo hecho de llamarla naturaleza, Clément sugiere que, ya es un distanciamiento en sí.

Y esto nos debe dar pie a la acción. El artista -como el científico, como el periodista, como todo humano- no puede dar la espalda a lo que acontece. Y dado el carácter creativo de estas plantas pioneras, de estas especies vagabundas, provocan e inundan nuestra mente con formas y figuras polisémicas y multisensoriales, que, como esporas, se transforman en alegorías y, con suerte, en propuestas artísticas.

Lewis Hine. Fotografía.

Esta acción, que implica una abstracción, una concienciación medioambiental, reforzada con la lectura de ensayos de biología, ecología, botánica y filosofía entre otros, e irrigada con la exploración de la naturaleza a través de paseos, nos han permitido crear una línea de investigación artística.

En este camino, en esta deriva,  donde los  conceptos sociológicos y medioambientales florecen de manera esporádica, azarosa y desigual, y como vagabundos, valga el símil,  nos sitúa  en los límites, en las cunetas y en los espacios baldíos que la sociedad desecha. Territorios abonados para el arte, aunque  por supuesto, no lo únicos.

Con el arte NO pensamos cambiar la mentalidad consumista que aniquila las plantas vagabundas, pero sí reflexionar sobre ello. El arte, observa y expone sobre el lienzo la sociedad que lo alimenta. No juzga, muestra. No es útil, pero sí reflexivo. No es objetivo, más bien lo contrario. Pero tal vez remueva, y eso quizá sea su finalidad, y en esa realidad removida, el arte y la botánica se hibridan, y como apunta Giles Clément, en un jardín estático, el extraño molesta y se aniquila, pero en un jardín dinámico, las raíces libres y sin dueño aportan vitalidad y permiten la “evolución” y lo contrario, acabar con ellas, seria acabar con el extraño, con el vagabundo, con la biodiversidad.

Walter Evans. Fotografía

Y por mucho que nos empeñemos en censurar, en prohibir, restringir, amputar las especies vagabundas y por extensión al arte, estos se reinventan en cada paso, en cada generación. Giles Clément lo tien claro:

“el ser humano desarrolla una actividad a todos los niveles, araña la tierra , la hiere, la levanta y la cultiva: abre el campo a las vagabundas”.

Es decir, es el mismo humano , quien contradictoriamente a los intereses productivos, al trabajar y remover la tierra, lo promueve. El arte es un fiel ejemplo de la no-productividad, fiel reflejo de nuestro vagabundeo por el mundo, fiel reflejo de nuestra condición humana. Al fin y al cabo estamos de paso en este planeta. Y eso sí es una verdad científica.

Astronomic

Exposición de l’Associació Astronòmica d’Albuixech

Comisarios Chiara Carzan y Martíllopis.

Tal y como comenta la comisaria Chiara Carzan, esta exposición ha sido cuidadosamente dividida en cuatro partes, cada una de ellas ofrece una perspectiva del cosmos.  Todo ello documentado en los códigos QR que permitirá sumergirse aún más en la información relacionada.

La parte predominante es la visual, donde las impresionantes fotografías capturadas por la Associació nos acompañaran a través de este viaje sensual extraordinario.

La segunda parte nos invita a la práctica y la interacción.

A nivel práctico hemos colocado un Telescopio, un reloj de sol, con sus luces y sus sombras, un astrolabio, una figuración escultórica del cosmos y de un eclipse de sol.

Por otro lado, el artista amateur Alberto Rivas nos regala con sus sus láminas coloreadas. Una mirada  naif, y astronómica a la vez, del cosmos

Además, para aumentar la participación artística del espectador hemos propuesto un espacio especial para los más jóvenes y para todos aquellos que deseen expresar su creatividad, proporcionándoles lápices y colores que les ayuden a dibujar sus propias estrellas, su propio universo.

La tercera parte nos lleva a un viaje histórico y teórico a través de los retratos de astrónomos y astrónomas, hechos por Inma Palomino.  Todos ellos nos proporcionan una visión única de la evolución del conocimiento astronómico a lo largo del tiempo.

Finalmente, llegamos a la cuarta parte: una experiencia inmersiva que invita a mirar el cielo. Les invitamos a entrar y sumergirse en esta experiencia única, donde podrán contemplar el firmamento de una manera completamente nueva.

Expresamos, des de aquí, un profundo agradecimiento a l’Associació Astronòmica d’Albuixech por confiar en nosotros como comisarios de esta exposición. Un especial  reconocimiento a los pilares de esta aventura capitaneada por Miguel Montaña, Ángel Flores, JuanJo Barrachina y Vicent Peris. También agradezco a todos los espectadores, que como artistas, han pasado y disfrutado de la misma.

Como colofón, queremos apuntar que esta exposición ha sido auspiciada por la concejalía de cultura de Albuixech, la cual ha aportado un plus de calidad a este evento.

Martíllopis.

Aqui podéis acceder a toda la información de lo expuesto.

DESUBICADAS_RAFELBUNYOL 11-MAYO

DESUBICADAS RAFELBUNYOL 11 DE M,AYO
HAPPENING COLECTIV0

NOTA DE PRENSA:

EL PROYECTO ARTÍSTICO «DESUBICADAS» DE LA UPV LLEGA A RAFELBUNYOL.

El municipio de Rafelbunyol será sede, escenario e inspiración del proyecto artístico «Desubicadas» impulsado por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia.

Un proyecto que se desarrollará en dos partes: la experiencia artística en directo y su posterior plasmación en una exposición para poder ser contemplada por los vecinos y vecinas de la localidad.

Este jueves, el alumnado de bellas artes tomará el mercado municipal y sus alrededores para hacer una performance con la que se pretende captar en imágenes pequeños gestos, detalles, luces y sombras del pueblo y de la gente de Rafelbunyol.

De manera inmediata, las imágenes se sacarán en fotocopias en la Biblioteca Municipal, según la propia Facultad como medio para democratizar el arte, y serán expuestas en la sala de muestras de la Casa de la Cultura hasta el domingo 14 de mayo.

Un proyecto experimental que pretende sacar a los artistas, fuera de su zona de confort, para que se enfrenten a la mirada interrogativa de los viandantes, al mismo tiempo que involucra a los espectadores y espectadoras convirtiéndoles en partícipes del proceso creativo.

Un reto para los artistas.

qué les pedimos?

«Lo que os queremos proponer hoy es la unión de dos técnicas subversivas que quieren salirse del marco clásico de la exposición.

El primer ejemplo es el “Libro Xerox” que es una obra conceptual donde se democratiza la exposición a través de la transformación en libro, y el otro es el happening que prevé una acción repetida a lo largo de un período y elimina la idea de montaje expositivo en un «cubo blanco».

Por eso, queremos combinar las dos experiencias proponiéndoles crear una exposición que se monta y se desmonta el mismo día y hecha de fotocopias de objetos, fotos, cuerpos, sonidos o lo que creas, realizadas el mismo día de la exposición».

QUIÉN PARTICIPA?

La exposición colectiva se ha fraguado en las aulas de la Facultat de Belles
Arts de la Universitat Politècnica de València, y se ha materializado en
colaboración con artistas locales y otros profesionales del mundo del arte.
Además el grupo de artistas Nos ❤️ Pascua nos regala en las
mismas calles de Rafelbunyol una performace en directo. También los alumnos de
primero de Bachillerato Artístico de la asignatura Cultura Audiovisual del IES
Rafelbunyol y de la mano de la docente Silvia González Echari han desplegado su saber emergente y aportando un plus de juventud.

Por último, se le invita al público a modificar la
exposición manipulando las fotos que los mismos alumnos de bachiller artístico de Rafelbunyol han dejado a su disposición.

Y ESTO FUE LO QUE PASÓ…

SELECCIÓN DE UNAS POCOS FOTOS DEL COLECTIVO DE ARTISTAS

EN SU ACCIÓN EL 11 DE MAYO DE 2023 EN LAS CALLES DE RAFELBUNYOL.

Artistas Bellas Artes. UPV

estudiantes de Bellas Artes de 4º_con Teresa Chafer_UPV

Artistas 1º Bachiller artístico. IES Rafelbunyol

Artistas 1º bachiller. IES rafelbunyol

Artistas Invitados.

artistas invitados.

PERFORMANCE

El grupo de artistas del Máster de Producción Artística de la Universitat Politècnica de València: Nos Pascua realizó esta performance a las 12.30 del 11 de mayo de 2023.

AGRADECIMIENTOS

A L’ajuntament de Rafelbunyol; la Regidora de cultura, Alicia Piquer; al Bibliotecario Tinet Granja. ESPECIAL gracias para Teresa Cháfer y su capacidad de trabajo y a Chiara Carzan por su visión de futuro.

#accionplastica

comisarios martillopis i Chiara Carzan

Plástica para todas las edades

PLASTICA para todas las edades

#Accionplastica es una propuesta artística y participativa basada en el Libro de Plástica para Todas la Edades.

La exposición, proyecto comisariado por Chiara Carzan y Martillopis, propone un montaje expositivo donde la imaginación participativa del público sea la base artística del proyecto. Se trata de crear un circuito en la sala expositiva donde los espectadores se conviertan en artistas.  ( aquí pondría una referencia sobre el mapa, la deriva…algo asi como, al igual q en su día propusiera o hiciera …..

El proyecto está basado sobre “El Libro de plástica para todas las edades” elaborado por el Laboratorio de Creaciones Intermedia (LCI),) y está refrendado por Miguel Molina-Alarcón del Departamento de Escultura y de Carlos Martínez Barragán del departamento de Dibujo de la Universitat Politècnica de València, y a Elia Torrecilla de la facultad Miguel Hernández de Altea.

En el libro, 36 autores y autoras han realizado aquel ejercicio que echaron de menos durante su educación básica y que ahora, con una mirada actual y propositiva nos plantean como una experiencia lúdica y experimental.

El proyecto recupera la idea de Duchamp, y que tb ratificaron tantos artistas como Joseph Beauys o Isidoro Valcarcel  donde el concepto de arte es un proceso creativo que nace en el seno de cualquier individuo. El objetivo es derribar todo tipo de prejuicios sobre ser artista y saber crear. En este sentido, se pide al visitante que realice los ejercicios expuestos para convertirse en el verdadero artista.

Este proyecto es pluri-direccional. El interés de este es provocar diferentes lecturas y respuestas. Su desarrollo, independientemente de la edad, género o etnia, utiliza diversas herramientas artísticas como la fotografía, el dibujo, la performance, el video y cualquier otra disciplina que ayude o provoque la creatividad del espectador.

• PROGRAMA DE ACTIVIDADES PARALELAS

Dado que la exposición es participativa, se prevén dos tipos de actividades paralelas para distintos tipos de público, que serán realizadas por Comisario.

  1. TALLERES PARA TODAS LAS EDADES
  2. Talleres para escuelas, para niños de 5-15 años aproximadamente.
  3. Talleres para adultos de 15 a 99 años
  4. En estos talleres se acompañarán a los participantes para que realicen los ejercicios uno a uno con un orden o desorden voluntario, de izquierda a derecha o al revés. Se les proporcionará herramientas y materiales para la ejecución de estos.Se pretende crear un ambiente adecuado para que el recorrido sea lúdico y a la vez imaginativo.
  • ENCUENTROS DE MEDIACIÓN ARTÍSTICA

Los participantes en los programas de mediación estarán acompañados a lo largo de su visita a la exposición. Durante el encuentro se utilizarán herramientas para crear diálogo entre los participantes y reflexionar sobre conceptos artísticos, medioambientales o feministas. No se trata sólo de realizar los ejercicios en sí, sino de comprender el significado de las acciones realizadas en relación con la evolución de los conceptos arriba señalados. Los encuentros serán abiertos al público con un máximo de 15/20 participantes, y se modelarán de acuerdo con la heterogeneidad del grupo,

Durante la visita a la exposición se les inducirá hacia el pensamiento crítico con el objetivo de contar y reflexionar sobre las diversas acciones que pueden implicar la realización de una obra. A continuación, se explicará a los alumnos disciplinas como la performance, el arte sonoro, la instalación, el arte conceptual, con la ayuda de los diversos ejercicios presentes en la exposición, con el fin de acercarlos a un mundo que en muchos casos perciben como lejano.

Caperucita roja

Hoy me he levantado pensando en Caperucita roja. Y ayer y antes de ayer.

Desde que vi su nombre en el cartel luminoso de un night club de carretera no paro de preguntarme como C.R. terminó ahí. Es tanta mi obsesión que para abreviar la nombro C.R. No confundir con Cristiano Ronaldo, por favor, que, aunque sea muy popular no aporta nada a este cuento, o, al menos, a mí me lo parece. En cualquier caso, su grito recurrente bien podría ser la de un lobo en celo.

Bien, volvamos con C.R. Todo parece indicar que empezó en centro Europa en la época medieval. C.R., una joven con una capuchita roja había de cruzar el bosque para llevar la comida a su abuelita enferma. Se trataba de utilizar el miedo, incluso el terror para educar a los peques. Se les asustaba para que no se saltaran las rígidas normas que el saber popular aderezaba con la fe católica o protestante y que esgrimían dependiendo del lugar.  

C.R. no fue su nombre original. No. Este se maceró poco a poco, de boca en boca, tal cual leyenda, hasta que Charles Perrault le dio título: Le Petit Chaperon rouge, Caperucita Roja según nuestra traducción, C.R. para nosotros.

Charles Perrault, en 1697, bordeando el siglo XVIII, siglo de la ilustración, del conocimiento y la razón, publicó una recopilación de los cuentos de antaño donde lo incluyó. Aunque ordenó y revisó las escenas más sangrientas y espeluznantes, C.R. era un relato cruel cuya finalidad era prevenir la curiosidad de las jóvenes. C.R. alertaba de la fatalidad en los encuentros con desconocidos. No había ni habría un final feliz. Si caías en la tentación el lobo se comería a la niña. C.R. moría despiadadamente.

Recordemos aquí que fue su madre quien advirtió a C.R. de que tuviera cuidado con las fieras del bosque y que esta, C.R. desobedeciéndola, cruzó unas palabras con el lobo. Este le propuso un reto al enterarse de que iba a visitar a su abuelita.  ¿A ver quién llegaba antes? El lobo engañó a la niña eligiendo el camino más corto y al llegar a casa la abuela y tras comérsela, esperó a C.R. Cuando esta se metió en la cama por indicación de quien parecía su abuela, el lobo la devoró.

En este relato no había magia, no había hadas, no había superpoderes, sólo caperucita, el lobo y la moral. Una moral cruda. C.R. era un cuento despiadado, implacable al igual que el Dios judío del viejo testamento.

No fue hasta 1812 cuando los hermanos Grimm introducen un final feliz. Un Leñador o un Cazador, según la versión que te encuentres, al oír los gritos de la niña entró en la cabaña de la abuela y mató al lobo destripando y sacando milagrosamente con vida a la anciana y a C.R. Todo parece indicar que el Leñador, tal vez el Cristo redentor, siguiendo el símil anterior, nos perdonara y nos diera otra oportunidad para volver a la vida. La vida eterna.

Y en esta realidad edulcorada, con esta suavidad, este cuento infantil llegó a nuestros oídos al menos hasta el final del siglo XX.

Hoy, en pleno siglo XXI, desde el respeto, desde la igualdad de género, desde un feminismo activo, este y otros cuentos del pasado son vistos como sexistas incluso se han llegado a prohibir.

Leo estupefacto que la prestigiosa escuela Tàber de Barcelona ha quitado de las estanterías de su biblioteca, 200 títulos infantiles entre ellos C.R., por su toxicidad. Al parecer C.R. cae en el estereotipo de mujer débil que necesita protección frente al género fuerte, frente al lobo machista que la lectura provoca. No hay espacio en C.R. para la diversidad.

Frente a este hecho, frente a la vuelta a lo prohibido, sólo comentar que la inquisión nunca solucionó nada, más bien provocó y provoca morbo en la sociedad. No podemos leer con los ojos de ahora la C.R. de antaño, no podemos obviar la cultura que lo creó. Quizá sería mejor utilizar la pedagogía para que los jóvenes y las jóvenes supieran discernir si quieren o no dar un paseo por el bosque.

De cualquier manera, gracias al feminismo se puede conseguir que caperucita no se meta en la cama del lobo engañada, empujada o sin pleno consentimiento. Gracias al feminismo cualquier ciudadano independientemente del género es libre de hacer con su cuerpo lo que desee. Lo que quizá no hayamos conseguido como sociedad es despojar al macho la piel de cordero y tal vez, esa, y digo, tal vez, sea la causa de porque como reclamo, como cebo para el lobo todavía existan carteles en la carretera donde aparezca C.R. iluminada en un night club.

martíllopis. Febrer 2023

Nota. Esta idea parte de la propuesta de Miquel Valls para el Grito Contado en Altea.

ELLES y lo que emerge

El viernes 10 de febrero fui a ver dos exposiciones en Valencia, en ambas presentaban su catálogo. La primera fue ELLES, en el Museu de la Ciutat de València. Una exposición colectiva donde ELLES, mujeres artistas valencianas presentaban su propuesta en una clara manifestación feminista y sobre todo humana.

Una exposición de mujer. Reivindicando su lugar y su visibilidad.

El nivel artístico era alto, muy alto. Artistas como Aurora Valero, Soledad Sevilla, Carmen Calvo encabezaban el cartel donde el abanico era tan largo como inacabado. Natividad Navalón, Teresa Chafer, Juana Francés, Fuencisla, y tantos otros talentos presentes. También algunas faltas interesantes y me refiero a Elena Martí, a Cristina Gamón a Inma Femenía entre otros.

Aunque la exposición fue y es un éxito en sí misma me gustaría que se dejara la puerta abierta en las próximas ediciones para que el arte emergente y feminista tuviera un espacio junto a estas grandes tallas de nuestro panorama artístico

El catálogo fue presentado por Patricia Mayayo. Puso en valor su importancia y le confirió veracidad histórica inscribiéndolo en el mapa del arte contemporáneo. Un reflejo evidente de que la mujer y la postmodernidad han conjugado a la perfección.

Por la tarde me fui a la Rambleta donde el joven Adrián Laurel consiguió emocionarme.

Su propuesta “Objetos naturales” es la ganadora de la Beca para la investigación y el arte que La Rambleta en su 9ª edición otorga. La puesta en escena abre y solidifica un camino que desde la facultad de Bellas Artes de Cuenca de la mano de José Ramón Alcalá llevan desarrollando con insistencia y celeridad. Han sabido “pionear” el escenario que la tecnología informática abre. Reconozcamos aquí el empeño de J.R. Alcalá en liderar un espacio todavía por descubrir. Pongamos también en valor el trabajo que desde Valencia Rubén Tortosa o Alejandro Mañas realizan.

Adrián Laurel pide a gritos hacerse un hueco en este arte emergente. Los milenians piden paso. Cables y aderezos en 3D, algoritmos y Arduinos creando poesía. Arte sonoro. Aletear de pájaros volando con sus fantasías. Un crescendo despertar de enredaderas.; También el Silencio. La calma de la manada. Surrealismo. Una invitación al sueño, a la imaginación. Y todo de un blanco y negro minimalista, sin emociones. El color, lo intuitivo, lo subjetivo queda en manos del espectador. Su propuesta no da respuestas.

Lo dicho, un día feliz. Encantado del arte de Mujer, emocionado con las promesas. Los que vienen por detrás, los que empujan fuerte.

Martillopis 12 febrer 2023

ALTEA_El Grito Contado

Exposición colectiva e interuniversitaria El Grito Contado.

el grito contado_altea
el grito contado

_comisarios Chiara carzan y Martillopis.

Exposició col·lectiva i interuniversitària El Grito Contado

Comissariada per Chiara Carzan i Martíllopis.

Després d’unes paraules introductores de la regidora  de cultura Na…. i amb l’acompanyament del gestor cultural Ignacio ?…, Elia Torrecilla i Bibiana de la Soledad donaren pas a la inauguració de esta exposició on la clau estava en que hi havia que descobrir el contingut de la mateixa amb l’ajuda del mòbil, doncs la sala estava totalment a fosques.

Els comissaris, Chiara Carzan i Martíllopis proposaren un repte: es tractava de contar un conte. Els artistes tenien que contar-nos un conte i els espectadors devien esbrinar o imaginarse’ls amb la ajuda de la llanterna. 

El fet de evitar la visibilitat obligava als espectador a interactuar amb les peces, a olorar-les, palpar-les y/o oir-les. Per que els contes se conten, s’escolten, van de boca en boca… i a la llum de la llar, en aquest cas de la tecnologia, de la llum dels mòbils.

El fet és que  vivim en un món digitalitzat, on les coses es converteixen en píxels, el rellotge, la ràdio, la llanterna, l’afinador, la lupa, la brúixola tot es resumeix en píxels, tot està en el mòbil, som , com diu Byung-Chul Han “phono sapiens”. El telèfon ha suprimit les coses, a més,  ja no som res sense telèfon, no podem viure sense telèfon, i eixa és la raó del perquè els comissaris van invitar a la gent a convertir el mòbil en llanterna, i seguir així el recorregut.

Va estar molt divertit, no sols el públic tenia que contar un conte si no que a  l’hora, farolejava, tocava, penetrava, capgirava el contingut de les propostes, a més a més, de manera atrevida produïren una performance, trencat, a petició de la artista Tham Casany, els gots que ella havia acuradament embalat en bosses de plàstic, provocant el pensament, també la rialla i sobretot, l’atreviment de esclafar un got contra terra, amb ràbia sí, però amb decisió.

I així vos contaria un munt d’anècdotes del que ahir va passar, però es millor que aneu a vorer-ho i contar-ho vosaltres mateix.

Per altra banda, vos convidem a la mediació artística a càrrec de Bibiana De la Soledad  i Amparo Alonso Sanz que  es realitzarà el proper divendres 25 de novembre; També animar-vos a participar en el taller que  “El colectivo de Artistas” de la Universitat Miguel Hernández de Altea realitzarà en la clausura de la exposició el 16 de novembre de 2022. Tots dos, els actes es materialitzaran a la sala Fundació Schlotter de Altea.

Sigueu tots benvinguts.

Att. Martíllopis_comissari